DE CINE X VINTAGE: Así era el cine erótico de los ochenta

in ARTE VINTAGE/BLOG/CINE VINTAGE by

DE CINE X VINTAGE: Así era el cine erótico de los ochenta – ¿HUBO PORNO FEMINISTA EN LOS OCHENTA?

Hace poco recopilé una serie de títulos eróticos de los ochenta y la verdad, todo sea dicho, bastantes de aquellas películas eran bastante machistas. Pero no hablo de los llamados micromachismos de ahora, que a veces, es difícil descifrar si se trata de machismo o no, hablo de barbaridades como violaciones y ese tipo de cosas. Es verdad que también abundaba la típica mujer emancipada y hippie de antes de aquellos ochenta, la típica guiri ibicenca, vital, pero vamos, que porno feminista, nada de nada.

En títulos como Vacaciones sexuales de los 80 hacía falta mucho lubricante sexual para un rodaje así. Por cierto, para que te los manden online y no tengas que ir al sex shop de la esquina a por ellos, mira el enlace de lubricantes.

En 2007 una actriz confesó lo duro que fue para ella una escena que no estaba en el guion, pero a la que no pudo decir que no. Debería haberlo hecho. Ella argumenta que era joven e inexperta. Puede que si, y también puede que a la vez ambiciosa y sin escrúpulos. Lo digo porque argumenta que nadie puede ser obligado a hacer algo que no esté en el guion. Pero si ella misma manifiesta que al final lo aceptó está verificando el hecho de que no fue “por obligación”.

Me fastidia bastante que se mezclen este tipo de casos con otros que verdaderamente son un abuso o incluso un delito. Al final, estas mujeres que en su día consiguieron fama o lo intentaron a base de aceptar ofertas indecentes de hombres desaprensivos eclipsan a todas aquellas y aquellos que realmente creen y quieren un mundo de auténtica igualdad y libre de abusos. Los mayores problemas de las mujeres de hoy, fíjate que son los mismos que los de los hombres: salarios míseros, alquileres por las nubes…

Pero volvamos a las películas. Una en concreto, ‘Love’, es porno disfrazado de cine de autor. La cinta de Gaspar Noé tiene a sus personajes principales haciendo sexo explícito sin importar si es o no cine erótico. En Francia se prohibió la entrada en los cines a los menores de 18 años, cuando se estrenó esta película. Y no fue en los ochenta, sino hace bien poquito. Cruising, es una película de Al Pacino en la que comparte juegos sexuales con Paul Sorvino. Esta cinta de 1980 fue calificada como Cine X por la Asociación Cinematográfica estadounidense.

DE CINE X VINTAGE

Swingers de los 80

Lejos de la explosión vivida en los años ochenta, la narrativa erótica española ha perdido fuerza después como género para incorporarse de forma natural en la literatura. Al fin y al cabo el erotismo se expresa hoy libremente por todas partes. La década de los ochenta fue en España contagiosa en esto. El sexo adquirió una dimensión enorme, así como las drogas, con la heroína a la cabeza. Estas últimas hicieron estragos en una parte de la población juvenil.

La Sonrisa y Las edades de Lulú, irrumpieron en la escena. Una cultura refinada buscó en el género erótico un campo de acción que más tenía que ver con la filosofía. Aún recuerdo a la italiana Romina de R&A o A&R en el Marqués de Sade, inigualable. Los ‘voyeurs’ siempre son bienvenidos. Pero ahora son malos tiempos para la erótica. La Sonrisa Vertical es una colección que nos transporta en el mercado ¡treinta y dos años atrás!

Nadie sabe realmente la razón por la que la literatura erótica ha perdido fuerza. O al menos así fue hasta la aparición de los Grey y compañía, sucedáneos miles en amazon incluidos.  Mejor podríamos decir que ha perdido calidad en nuestros días. Será por la proliferación pornográfica que nos brinda Internet. El caso es que nombres Balthus, o Anaïs Nin o Henry Miller ya forman parte de una melancolía por el erotismo pasado.

DE CINE X VINTAGE

Cambio de siglo, y de época. El erotismo en esos años sesenta y setenta tenía un doble valor añadido en España pues había prohibición. El erotismo es un hecho intensamente intelectual y solo se ha desplazado a otros canales, como Internet. Es descendiente de la mirada. La enorme fuerza de la literatura erótica, es que consigue tantas ediciones eróticas como lectores. Como un documental clínico, tiene algo de médico, el erotismo, es descendiente de la mirada y del intelecto.

En otro rincón del Planeta Eros, México DF, Patricia de Souza desembarca con su libro Erótika. En España, lo ha editado Barataria. “Sé del ímpetu y la fuerza”, nos dice Patricia, refiriéndose a las manos de un hombre sobre sus pechos despertando su deseo y las ganas de perderse en él. Hombres salmonela en el planeta porno, es un título a lo Philip K. Dick que responde a un alumno aventajado de los recientes caminos del erotismo virtual: el nipón Yasutaka Tsutsui.

Si quieres un post patrocinado en mis webs, un publireportaje, un banner o cualquier otra presencia publcitaria, puedes escribirme con tu propuesta a johnnyzuri@hotmail.com

Deja un comentario