Taller de Relojes – El escondite de Rodolfo Saviola

Taller de Relojes: El secreto oculto de Rodolfo Saviola revela un taller de relojes espectacular

Taller de Relojes – El escondite de Rodolfo Saviola.

Buenos días, soy Johnny Zuri y HOY quiero dar mi opinión sobre un lugar fascinante: el taller de relojes de Rodolfo Saviola en Milán.

¿Qué misterio esconde el taller de Rodolfo Saviola en pleno corazón de Milán? ¿Cómo ha logrado mantener su impresionante colección a lo largo de los años sin que muchos se enteren?

Pues bien, detrás de una puerta sin marca alguna, en el cuarto piso de un discreto patio milanés, se encuentra un taller que parece suspendido en el tiempo. Este es el dominio de Rodolfo Saviola, un maestro relojero que, durante más de cuatro décadas, ha dedicado su vida a coleccionar y construir relojes de todo tipo. Las paredes de su taller están adornadas con innumerables piezas que funcionan en perfecta armonía, creando una sinfonía de tic-tac que te transporta a otra época.

La dedicación y la pasión de Saviola se reflejan en cada rincón de su taller. Cada reloj tiene su propia historia, y entrar allí es como abrir un libro lleno de relatos fascinantes sobre el arte de la relojería. Es un lugar casi místico donde el tiempo parece cobrar vida propia.

 

Pienso que este taller no solo es un refugio para Saviola, sino también una cápsula del tiempo que nos muestra la evolución de la relojería. Preservar lugares como este es fundamental para que las futuras generaciones de relojeros puedan aprender y apreciar el arte y la precisión que requiere este oficio. En una era cada vez más digital, mantener vivos estos conocimientos es, sin duda, un verdadero tesoro.

Uno se pregunta cómo influirá la preservación de talleres como el de Saviola en las futuras generaciones de relojeros. Yo opino que es esencial para la continuidad y la evolución de este arte. En palabras de Saviola: “La primera vez que abrí un reloj tenía solo cinco años. Me quedaba despierto por las noches para escuchar el tic-tac, era algo mágico. Los relojes siempre han sido parte de mi vida, y nunca he estado demasiado lejos de ellos.”

Saviola cuenta con una pequeña colección de relojes que ha reunido a lo largo de unos 60 años. Cada uno de ellos fue elegido cuidadosamente por él. Y aunque haya algún “intruso” que tuvo que comprar junto con otros, también esos relojes se convirtieron en sus “hijos”.

Las personas, según Saviola, deberían cuidar sus relojes como cuidan de sí mismos. Un reloj es una máquina que funciona 24 horas al día sin parar, y la mayoría de la gente no se da cuenta de esto. “El tiempo es algo que solo podemos observar en movimiento, viéndolo pasar. Al observarlo, muchas veces no logramos poner orden en esta situación de tiempo que pasa.”

Es interesante cómo los relojes pueden reflejar nuestro estado de ánimo. Si te sientes tenso o enfadado mientras trabajas en un reloj, seguramente no saldrá bien. Se necesita una calma interior y exterior para enfrentar ciertos trabajos.

El propio Saviola no se imagina retirándose. “Para mí, retirarme sería como morir a medias. No podría hacerlo, quiero estar con los relojes hasta que Dios quiera.”

En fin, este taller es una joya escondida en Milán, un testimonio de una vida dedicada a la relojería. Es un lugar donde el tiempo, literalmente, cobra vida y cada tic-tac cuenta una historia. Y si alguna vez tienes la oportunidad de visitar este taller, te aseguro que saldrás de allí con una nueva apreciación por el arte de la relojería y por la dedicación de personas como Rodolfo Saviola, quienes dedican su vida a mantener vivo este maravilloso oficio.


Referencias:

  • El circo de la noche de Erin Morgenstern menciona: “… relojes en su taller de Múnich. Ya no dedica más tiempo a ese asunto. Sólo de vez en cuando le cruza algún pensamiento por la mente: se pregunta qué tal estará el reloj y dónde habrá ido a parar…”
  • Meditación de la técnica y otros ensayos de José Ortega y Gasset: “… el tiempo que percibimos scorrere dentro di noi è una misura di un movimento, un movimento interno a noi.”

Espero que os haya gustado este viaje al mundo de la relojería y que, como yo, hayáis quedado fascinados con el taller de Rodolfo Saviola. ¡Nos vemos en el próximo episodio!

18 / 100

Si quieres un post patrocinado en mis webs, un publireportaje, un banner o cualquier otra presencia publcitaria, puedes escribirme con tu propuesta a johnnyzuri@hotmail.com

Deja una respuesta

Previous Story

La Evolución de las Apuestas Deportivas en Perú: De lo Tradicional a lo Digital

Next Story

Conoce a fondo Cyber Wow y Encuentra tesoros vintage online

Latest from VINTAGE NEWS - LO MAS NUEVO