Screenshot 853

¿Es el Cannabis vintage? historia, estudios y cómo tener una planta de cannabis

in ASÍ FUE by

¿Que nos enseña la historia? ¿Cómo tener una planta de cannabis en casa? ¿Es el Cannabis vintage?

La  marihuana tiene una de las historias más asombrosas de todas las plantas. Las culturas antiguas ya la usaban para fabricar cuerdas, papel e incluso cosas tan increíbles como velas para botes. Los médicos la usaban para curar enfermedades y los religiosos para acercarse a lo divino o ahuyentar a los espíritus malignos.

Exploramos la larga historia del cannabis a la vez que profundizamos en los productos de Mundi Grow. Y es que antes que nada, si prestamos atención a la historia del cannabis podemos entender el por qué de algunas cosas que hay que tener en cuenta a la hora de tener una planta en casa y por qué puede ser algo positivo para nosotros.

En la actualidad el consumo, en España, ha de hacerse de forma totalmente privada, siempre que se tengan en cuenta algunas cosas. Es muy recomendable controlar de forma fiable las cantidades sembradas y limitarse a las que se consumirán personalmente para evitar problemas futuros.

Cannabis vintage
Cannabis vintage

Lo primero que debemos hacer es elegir las variedades de semillas adecuadas para nosotros. Si vives en un clima húmedo, templado o cálido, debes considerar esto al elegir semillas o sustrato, ya que algunas retienen más agua y otras menos. A partir de aquí y una vez que ya tienes la idea de plantar, podemos empezar a germinar nuestras semillas.

Tenemos que usar el método tupperware para germinarlas, es seguro y fácil de aplicar, da excelentes resultados. Después de que nuestras semillas germinen, las colocaremos en el suelo. Cuando nuestras plantas comienzan a dar frutos, normalmente plantamos semillas femeninas, pero si son regulares tendremos que determinar cuál es hembra y cuál macho.

¿Cómo cuidar una planta de cannabis en casa?

Si estás pensando en cultivarlas en interior, hay algunos consejos que pueden ayudarte a tener plantas fuertes con cogollos grandes y de la mejor calidad, por lo que es importante tener en cuenta todo lo que necesitas. Los primeros días son muy importantes. La germinación de nuestro cáñamo es el primer paso, será el nacimiento de la planta, por eso lo mejor es humedecer el papel de cocina, colocarlo en un tupper y cubrir las semillas con otro papel húmedo para ponerlas dentro.

Cannabis vintage
Cannabis vintage

En tan solo un par de días verás que la raíz empieza a crecer, cuando eso suceda puedes transplantarla a una maceta donde formará raíces y saldrá a la superficie. Una vez que germinan, puedes trasplantarlas a una maceta de 3 cuartos donde tendrán suficiente espacio para crecer.

Este es el momento perfecto para comenzar a usar fertilizantes ricos en nitrógeno durante aproximadamente 3 a 4 semanas. Para que la planta realice la fotosíntesis, también es necesario ocuparse de la iluminación, además de mejorar la ventilación y aumentar la tasa de crecimiento. Habrá que tener al menos 18 horas de luz, aproximadamente 6 horas de oscuridad y 12/12 horas de floración.

Y ahora si, la historia…

Los tiempos han cambiado, el cannabis, antes considerado como una droga simbólica de la contracultura, ahora se explora como una planta con múltiples beneficios medicinales. Revistas especializadas como The Lancet ha publicado artículos que ofrecen información sobre cómo se utilizan ciertos componentes del cannabis para tratar enfermedades como el Alzheimer, la esclerosis, el VIH, el cáncer, la epilepsia, las convulsiones, la enfermedad de Crohn, el glaucoma, la esclerosis múltiple, dolores y náuseas.

Pero ningún enfoque es nuevo, existen registros del uso de la planta en la farmacopea de hace 8.000 años. Incluso en la Universidad Hebrea de Jerusalén. No obstante no fue hasta 1964 que Raphael Mechoulam descubrió por primera vez la molécula de THC, lo que llevó al lanzamiento de una investigación para analizar su potencial medicinal.

Después de avanzar en los estudios y ver los efectos que tenía a nivel cerebral, comenzaron a considerar si los humanos podríamos usar cannabinoides externos. Más tarde la ONU eliminó de la categoría de drogas peligrosas al cannabis. Y en la década de 1990 se agregaron más componentes. En ese momento se descubrieron receptores en el cuerpo a los que se unen las moléculas: endocannabinoides, anandamida y araquidonilglicerol. Esto significa que todos los seres humanos y animales vertebrados tienen un sistema endocannabinoide, lo que explica que estos neurotransmisores son producidos por el cuerpo.

Screenshot 852

Hay pacientes que usan medicamentos a base de cannabis para tratar migraña, insomnio, fibromialgia, cáncer, dolor neuropático, dolor de espalda relacionado con hernias, vómitos inducidos por quimioterapia, ansiedad y esquizofrenia. Y ya se están desarrollando estudios más profundos en patologías mentales y neuronales. Los resultados en estas enfermedades se dan tras años de investigación.

Es muy importante para los médicos que no han sido capacitados en el sistema endocannabinoide, obtener la certificación o tomar cursos aprobados por la universidad para saber realmente cómo se utilizan estos productos. Quienes busquen comprar cremas, aceites u otros derivados deben hacerlo en lugares certificados para evitar complicaciones.

Quizás la historia no terminado de concluir que el cannabis medicinal sea una «panacea», pero puede ser un gran aliado en diferentes patologías. Eso si, la historia clínica del paciente debe ser bien conocida.

80 / 100

Si quieres un post patrocinado en mis webs, un publireportaje, un banner o cualquier otra presencia publcitaria, puedes escribirme con tu propuesta a johnnyzuri@hotmail.com

Deja una respuesta