Samuel Morse – El telégrafo

in HISTORIA/PORTADA by

24 de mayo de 1844

Samuel Morse usa el telégrafo imantado usando para esto el código Morse. Este mensaje se efectúa desde el sótano del viejo Palacio de Justicia del Tribunal Supremo en la ciudad de Washington DC a su compañero, Alfred Vail, que se hallaba en Baltimore, Ohio. La primera demostración pública del telégrafo se hizo en mil ochocientos treinta y ocho, mas no fue hasta el momento en que el Congreso de U.S.A. asignó treinta dólares estadounidenses en mil novecientos cuarenta y tres para suspender un alambre de telégrafo de ochenta millas entre Washington y Baltimore, cuando Morse pudo edificar su primera línea.
En esta esencial data, Morse abre de este modo formalmente la primera línea telegráfica y el lanzamiento de la industria del telégrafo de los U.S.A., transformando a este en la «primera forma de comunicación instantánea en la historia».

Como curiosidad, el primer mensaje que se transmitió por telégrafo fue “What hath God wrought” –Lo que Dios ha hecho– y Vail respondió y retransmitió exactamente el mismo mensaje a Morse. El mensaje es un texto bíblico de Números 23:23, escogido por Annie Ellsworth, la hija adolescente del comisionado de patentes de E.U..

NOS CUENTAN + COSAS AQUÍ

Principios de la Telegrafía Eléctrica.

En Inglaterra las compañías de tren empleaban el telégrafo para su servicio ferroviario, la electricidad les daba la velocidad precisa a fin de que sus trenes circulasen de manera segura. 

El sistema de telegrafía morse

Samuel Morse había inventado un sistema telegráfico que se componía de : un manipulador, que era una palanca simple que conmutaba la línea a la pila, para producir, o bien a un electroimán, para recibir; un receptor que era siempre y en todo momento un electroimán y podía ser de los que no imprimían la señal o bien un receptor acústico, o que imprimían las señales sobre una cinta .

El desarrollo de la telegrafía eléctrica en España

El telégrafo eléctrico se empezó a ver en España en mil ochocientos cincuenta y cuatro, era el inicio del bienio progresista con ideas modernizadoras, que respecto al telégrafo supusieron grandes inversiones en red y la adopción de nuevas tecnologías.

La Administración del Estado, en ese año, edificó una primera línea de prueba entre la capital de España y también Irún, para poder enlazar con la red telegráfica francesa y, a través de ella, con ciertos países europeos. Cuando comenzó a marchar esta línea solo se mandaban telegramas oficiales. El primer telegrama que se envío y cruzó la frontera fue el alegato de la reina Isabel II inaugurando las Cortes Constituyentes el ocho de noviembre de mil ochocientos cincuenta y cuatro.

El factor humano en Telégrafos

Con la red telegráfica nació la profesión de telegrafista, que siempre y en todo momento disfrutó de prestigio social, por ser capaz de manejar los aparatos telegráficos y sus códigos, y por lograr la comunicación entre personas de diferentes poblaciones. Concibieron su trabajo como un servicio a la sociedad y lo probaron en numerosas situaciones, en la guerra procurando resguardar las comunicaciones, o bien en proyectos de cooperación con científicos encargándose, por poner un ejemplo, de la difusión de los datos meteorológicos que ellos mismos tomaban.

El Telégrafo como sistema de comunicación a distancia con líneas estables y funcionamiento organizado empezó en la última década del siglo XVIII. Pronto, y a consecuencia del incremento de tráfico, se sintió la necesidad de organizar y regular el tráfico de trenes de forma activa, y esta necesidad fue, tal vez, lo que impulsó a materializar en sistemas comerciales aquellos ensayos sobre el Telégrafo Eléctrico. 

Si quieres un post patrocinado en mis webs, un publireportaje, un banner o cualquier otra presencia publcitaria, puedes escribirme con tu propuesta a johnnyzuri@hotmail.com

Deja un comentario