ALTERNATIVAS DE DECORACION BAÑO VINTAGE

in DECORACION ESTILO VINTAGE/PORTADA by

Las tendencias de decoracion baño vintage cambian a mejor cada día – Podrías convertirte en casi un experto en decoración de baños leyendo esto.

Alternativas.

ALTERNATIVAS DE DECORACIÓN BAÑO VINTAGE

Si pensamos en clave decoracion baño vintage nos damos cuenta primero que el baño es uno de los espacios más importantes de una casa o apartamento, por lo que lo mejor es optar por una decoración tan atractiva estéticamente como acogedora. Y qué mejor para lograr ese efecto, que el estilo vintage.

Durante los últimos años, el estilo vintage ha ido recobrando fuerza, y poniéndose cada vez más de moda. Lo cierto es que es un estilo que reúne los aspectos más bonitos y elegantes de las decoraciones antiguas, por lo que no es de extrañar que se haya convertido en el elegido a la hora de diseñar un hogar.

Aunque puede aplicarse tranquilamente en todos los espacios de una casa, en esta oportunidad en particular hablaremos de la decoración vintage para el cuarto de baño.

A la vieja escuela

Una decoración vintage no necesariamente debe estar compuesta de muebles antiguos. Muchos son fabricados con el aspecto y las características para parecerlo, y es que de otra manera, no habría suficiente cantidad de muebles de nuestras abuelas para llenar las casas y apartamentos.

Uno de los materiales más utilizados en este tipo de muebles es la madera. Muchas veces, pintada de algún color en especial, como el blanco, o veteadas para darle un aspecto más rústico. Por lo que al hablar de muebles de baño vintage estamos refiriéndonos a una amplia variedad de opciones.

Para elegir el indicado, será necesario tomar las medidas del baño en cuestión, y asegurarnos de que las dimensiones encajen. Si el espacio alcanza, será posible combinarlos con muebles auxiliares, en los que poder guardar toallas, perfumes y demás elementos de baño.

Otro de los artículos que tendremos en cuenta será el espejo. Tan útil para mirarnos en él, como para decorar un espacio. En el caso de los espejos vintage, el marco es el factor más importante. En los tiempos de antaño, los espejos eran normalmente de forma ovalada o rectangular, con marcos de madera tallados, aunque puede que nos encontremos con algunos lisos. Una característica que comparten es el color: por lo general, son blancos o dorados. Los marcos dorados tienen un aspecto que remite al rococó francés.

Si queremos que nuestro baño se vea en su totalidad como salido de un catálogo, tendremos que incluir al lavabo, al inodoro y a la bañera. Los lavabos e inodoros de porcelana blanca serán los indicados, y para conseguir todavía más esa estética retro, podemos buscar por algunos que tengan decorados de estilo romántico, con formas curvas u ovaladas. Para el inodoro podemos elegir por una tapa de madera, y grifería plateada o de bronce para el lavabo y la bañera.

Ésta última es un objeto cuyo estilo podría terminar por cerrar el conjunto de la decoración. Aunque hoy estamos acostumbrados a las bañeras rectas y a ras del suelo, antiguamente éstas llevaban patas de plata o de bronce, y estaban ubicadas, por lo general, en el centro del cuarto de baño.

Por las dimensiones de los espacios en los hogares actuales, tal vez no sea posible para todos. Sin embargo, si el cuarto de baño es más reducido y contamos con un plato de ducha en vez de una bañera, también podemos añadir detalles para darle el aspecto vintage que tanto buscamos, ya sea con las cortinas o la grifería.

Suelo y paredes vintage

Tanto el suelo como las paredes también colaboran a la hora de dar a un ambiente determinada personalidad, por lo que no tenemos que olvidarnos de ellos. En el caso de los cuartos de baño, antes los suelos solían estar hechos con tablones de madera.

Por cuestiones de funcionalidad esto fue cambiando, aunque si lo deseamos, podríamos volver a implementarlos. Es cierto que la madera, y particularmente, los suelos de madera, tienen un encanto incomparable. Aun así, puede que no sean para todos. En este caso, podemos optar por algunos cerámicos o por los clásicos azulejos con patrones. Estos son muy difíciles de pasar por alto.

En cuanto a las paredes, nos encontramos frente a dos opciones. Por un lado, el empapelado o papel pintado. Estos eran tendencia en siglos pasados, por lo que actualmente son una gran herramienta para construir una atmósfera retro. Los estampados serían una gran opción, aunque si esperamos un resultado un tanto más sereno, los colores pasteles ayudarán.

A diferencia de las telas que cubrían las paredes en aquel entonces, ahora podemos hacer uso de papeles vinílicos, preparados para estar a prueba del agua y las superficies húmedas. La segunda opción continúan siendo los viejos y confiables azulejos esmaltados. Éstos son resistentes a casi cualquier factor y perduran a lo largo del tiempo.

Si quieres un post patrocinado en mis webs, un publireportaje, un banner o cualquier otra presencia publcitaria, puedes escribirme con tu propuesta a johnnyzuri@hotmail.com

2 Comments

Deja un comentario