Screenshot 580

lencería vintage sexy

in MODA VINTAGE by

Si la moda refleja el cambio en la sociedad, la lencería vintage sexy lleva influyendo en la mentalidad sensual más de un siglo.

Se nota en la forma en que vivimos y pensamos. Y la ropa interior no se queda atrás, desde los modelos más sobrios de 1915 o 1925 hasta los modelos de hoy en día. En todas partes se puede ver cómo las mujeres se están volviendo cada vez más atrevidas. Cada década que pasa desde 1915, vemos cómo la locura por el cuerpo atlético de 1985, por marcar las curvas en 1945 o por vivir libre como en 1975 se refleja en la lencería sexy.

Lencería y libertad

Hoy en día, la lencería es una industria sobreexplotada y muy diversa, donde conviven todo tipo de estilos, marcas y clientes. Sin embargo, hace años, cuando la ropa interior empezó a emerger de los prejuicios del cine y a mostrarse abiertamente con actrices como Brigitte Bardot o Marilyn Monroe como abanderada, estallaba un verdadero escándalo.

Eran los años 50 y 60 y, aunque antes algunas grandes divas del celuloide como Carole Lombard ya habían mostrado sus encantos en ropa interior en polémicas películas. Fue solo entonces cuando se produjo la revolución definitiva. Un poco más tarde, en los años 70 y 80, llegaría su época dorada; el auge del cine porno y estrellas eróticas como Linda Lovelace, que ya lucía el encaje de su ropa interior implícita en su nombre artístico.

Y es que la liberación de la mujer, lenta pero efectiva a lo largo del siglo XX, está íntimamente ligada a la relación de ésta con la lencería y, por extensión, también con su propio cuerpo y su sexualidad, en cada momento histórico. Hoy, en sociedades como la nuestra, no hay obstáculos para la ropa interior, ni cortapisas, excepto un rancio feminismo moralista que parece sacado del más conservador catolicismo. ¡Quién lo diría!

Pero en el mundo de las personas normales la expresión personal a través de la moda se deja ver con naturalidad en la lencería. Tanto es así que, en ocasiones, la sensualidad y lo sexy vintage se puede confundir con lo vulgar y la lencería con una simple provocación. Aunque siempre nos quedará Catherine Deneuve para recordarnos cómo hacer las cosas con poca ropa.

REMINISCENCIAS Y PROPUESTAS DE ELISABETTA FRANCHI

Elisabetta Franchi hace un viaje al futuro del pasado. Sus modelos viajan en una nave espacial vestidas con diseños muy retro. Tres modelos son las protagonistas de una campaña desde el espacio interestelar a la cabeza de una nave que viaja en la década de 1960. Esta campaña es un homenaje a «2001: A Space Odyssey» y está filmada en una nave espacial luminosa.

Las tres modelos están lideradas en esta campaña por Magdalena Frackowiak quien recreaba en 2018 el escenario ideal en el que se inspira. Los diseños que lucen son una alegoría de los trajes espaciales: los cascos de vinilo y las botas le dan el aire futurista que se recreó en las películas intergalácticas de los 60.

Screenshot 686

Y como en los 60, Elisabetta presenta modelos con minifaldas, vestidos de corte evasé y lujosos tejidos llenos de lentejuelas y lentejuelas.

Los hombres que se atrevían a ofrecer lencería femenina a sus esposas.

La ropa interior de mujer es un regalo personal que no se puede dar a todo el mundo mientras no haya algo de confianza. Salir y comprar ropa interior femenina no tiene por qué ser una tarea imposible. Este es un regalo por el que estará muy agradecida ya que es verdaderamente personal.

Además de eso, demuestras que pasaste más de unos minutos meditando y decidiendo sobre tu regalo. ¿Cómo seleccionar el ideal?

LENCERÍA SENSUAL DE LUJO: Pin Up

Es cierto que Rihanna, Kim Kardashian e incluso Miranda Kerr intentaron vendernos bragas de «abuela». Y que sea lo que sea que Rihanna crea adecuado para ella debe estar lloviendo mucho para que las tanguitas sean destronadas. Y si vuelven, serán los pin-ups. Y ahí sí, un poco de esta ropa interior pin-up, de cintura bastante alta y ligas y tacones altos es lo más.

En cuanto a los colores pin-up, negro, rojo y blanco. Mejor vintage, en tonos pastel. La nueva lencería es duradera, sexy y quiere cambiar el mundo, aunque el mundo la cambiará a ella, como siempre ha sido y será. Puede que Pedro Sánchez, en su viaje al futuro, lo esté descubriendo ya…

Cualquier decisión de moda pasa por mirar el mundo.

En la era de las hipocresías y de la falsa diversidad y sostenibilidad, la lencería femenina está alzando la voz. Esta lencería no es aburrida y está lista para redefinir esa cosa resbaladiza llamada sexy. Lo sexy no va detrás de escena en Victoria’s Secret, por las posturas forzadas o la ropa que es imposible de poner y quitar, sino más bien para mostrar diferentes comportamientos seguros de mujeres vestidas con ropa hermosa y cómoda.

TATUAJES VINTAGE

Screenshot 578

Era posible hacer moda íntima como esta. Si queremos que nuestras camisas sean modernas y lo más ecológicas posible, ¿por qué por dentro seguimos vistiendo como lo hacíamos hace décadas? -se preguntan algunas. ¿Quizás sea porque lo nuevo y bueno no está reñido con lo antiguo que ha demostrado que también es bueno, y bonito? ¿Acaso creen parte de la lencería actual no usa los mismos códigos que hace años?

En una sociedad infantilizada que cree que todo lo antiguo es malo o feo y todo lo nuevo es bueno la buena noticia es que todo es sexy al margen de la época, y si es cómodo, halagador y habla de su época, mejor que mejor. De siempre, las marcas francesas de lencería están decididas a repensar la definición de ropa sexy.

A la marca fundada por Sarah Stagliano se ha sumado la ilustradora Petites Luxures, tan francesa, tan de moda y tan erótica. Imaginaron una edición limitada de sus productos estrella: bragas blancas bordadas a mano llamadas Jeu de mains.

Con su marca quería imaginar una línea de piezas atemporales y únicas sin caer en la lencería negra de encaje y malla.

La ropa interior de algodón blanco podría ser sexy.

Para terminar, se lanza un accesorio que tiene todo para ser anticuado y lo convierte, a través de Instagram, en algo deseable. Marcas como estas clavan lo atrevido, despeinado y sexy. El futuro de la moda también significa tener una misión. La moda masiva también subraya esta nueva forma de acercarse a la ropa interior.

27 / 100

Si quieres un post patrocinado en mis webs, un publireportaje, un banner o cualquier otra presencia publcitaria, puedes escribirme con tu propuesta a johnnyzuri@hotmail.com

Deja una respuesta