Screenshot 3142

francisco de goya: estudiando sus obras de arte

in HISTORIA by

Clases de historia del arte Madrid presenciales y online: Goya… Francisco de goya: estudiando sus obras de arte

Francisco José de Goya y Lucientes es considerado como en el presente lo sería un realizador de documentales. Y es curioso que sus obras rara vez se ven en países de habla alemana. Ahora hay un gran flashback en la Fondation Beyeler, con imágenes nunca antes vistas. Esta noticia ha despertado, de nuevo, nuestro interés sobre Goya y, para informarnos más en detalle sobre la obra y vida de este artista español, buscamos Clases de historia del arte Madrid presenciales y online porque sabemos, ya de antemano, que van a saber responder a todas nuestras incógnitas.

francisco de goya: estudiando sus obras de arte
francisco de goya: estudiando sus obras de arte

Goya siempre supo que en la belleza también está el mal, en el bien puede estar el mal. Y la lucha entre estas fuerzas es uno de los temas principales de su trabajo, porque al final, la gente no es tan maleable y la enseñanza no prolifera como uno hubiera esperado en su momento.

Tuve la fortuna de asistir a la exposición Goya en la Fondation Beyeler en Basilea, que también muestra por primera vez obras de colecciones privadas. Estoy convencido que los alumnos de las Clases de historia del arte Madrid presenciales y online también se dejarán caer por allí. Yo lo recomiendo a todo el mundo…

Lo especial de Goya, que también es ventajoso en esta exposición, es su examen consciente de la ambigüedad de la naturaleza humana, que no se puede comprender racionalmente. Goya es considerado por algunos como un representante del absurdo, una profecía del surrealismo, pero en su mayor parte es considerado el profeta de los tiempos modernos. Es por estas cosas que acudimos a procesos formativos como Clases de historia del arte Madrid presenciales, porque nos ayudan a entender a los grandes del Arte.

Situaciones fronterizas de la conciencia

Quizás se podría decir que Goya es moderno porque es escéptico de la modernidad. Donde otros ven dialéctica y progreso, él ve principalmente violencia y egocentrismo. El factor decisivo aquí es que sus imágenes presentan en su mayoría situaciones extremas: ladrones rasgando la ropa de una mujer, caníbales destrozando a una víctima humana. Realmente está tratando de moldear las situaciones límite de la conciencia y desafiar al espectador. Intriga la obra de Goya, ya lo advierte el profesorado de Clases de historia del arte Madrid online. Pero hay que dejar que esta ambigüedad haga su parte. De cualquier manera, no sé quién podría ser indiferente a estas imágenes.

En 1793, Goya contrajo una enfermedad que lo restringió severamente. La alta exposición al plomo de la pintura pareció ser la causa, o al menos uno de los participantes, de la sordera y los cambios de comportamiento de Goya.

Francisco José de Goya y Lucientes

Alegría y la luz. Horror y terror. El artista cambió por completo su percepción con famosas pinturas negras, obras lúgubres que representan la imperfección humana, el miedo al mundo, la crueldad, la desesperación o incluso la locura. Fueron creados por un artista enfermo y sordo y pueden ser tormentos por el sufrimiento espiritual debido a una combinación de sífilis y plomo.

En un artículo anterior sobre las pinturas de Francisco Goya, presenté dos escenas de brujas de una serie de seis que pintó para la duquesa de Osuna en 1797-98. El hombre embrujado, en The National Gallery, Londres, te deja claro el origen de sus imágenes. Queda claro el trasfondo teatral.

Screenshot 3138

Prestemos atención a una escena de la obra de teatro de Antonio de Zamora El hechizado por la fuerza, representada por primera vez un siglo antes. Al Milagro de San Antonio de Padua… El cuerpo principal muestra el Milagro de San Antonio de Padua en términos poco convencionales. La tradición cuenta que esto sucedió en Lisboa durante el siglo 13. El padre del santo fue condenado injustamente por asesinato y ocurrió un milagro en la sala del tribunal, justo antes de que el padre fuera condenado a muerte.

Screenshot 3139

Milagro de San Antonio… Goya completó este cuadro Capturando a Cristo a finales de ese año, y lo presentó a los Académicos el 6 de enero de 1799. Tras su aprobación, dos días después, el cuadro fue entregado al Arzobispo de la Catedral de Toledo.

San Hermenegildo en prisión. En 1799, completó tres estatuas para la Iglesia de San Fernando en el Monte Torrero, cerca de Zaragoza, que fueron trágicamente destruidas allí en 1808.

La Mujer Durmiente, cuyo nombre original era El Sueño, de hacia 1800, es un lustroso boceto al óleo completo de suavidad y sofisticación que encarna la rica firma de Goya.

Alegoría del amor, dioses y ángeles… Se conservan pocas pinturas de Goya con escenas mitológicas. Entre ellas, la alegoría del amor, el cupido y lo divino, pintada entre 1798-1805, se dice que es la última.

Goya es quizás el pintor más accesible. Su arte, como su vida, es un libro abierto. Nada se ocultó a sus contemporáneos y les ofreció su obra con la misma franqueza. La puerta a tu mundo no se esconde detrás de grandes dificultades técnicas. Es la prueba de que si un hombre es capaz de vivir y multiplicar su experiencia, de luchar y de trabajar, puede crear grandes obras de arte sin decoración clásica y respeto tradicional.

Nació en 1746 en Fuendetodos, un pequeño pueblo serrano con cientos de habitantes. De niño trabajó en el campo con sus dos hermanos, hasta que su talento para el dibujo acabó con su miserable condición. A los catorce años recibió el apoyo de un mecenas adinerado y se fue a Zaragoza a estudiar con un pintor de la corte y luego, a los diecinueve años, a Madrid.

Hasta los treinta y siete años, excluyendo algunos tapices de modesta calidad decorativa y cinco pequeños cuadros, Goya no pintó nada sustancial, pero una vez que dominó su temperamento, produjo obras maestras con la misma rapidez que Rubens. Su nombramiento a la corte se produjo después de una década de actividad ininterrumpida, años de controversia y escándalo, y períodos de deterioro de la salud.

francisco de goya: estudiando sus obras de arte
francisco de goya: estudiando sus obras de arte

Los grabados de Goya demuestran su gran habilidad como dibujante. En pintura, como Velázquez, depende más o menos del modelo, pero no de la objetividad del especialista en naturaleza muerta. Si una mujer es fea la convierte en un terror despreciable; si es atractiva, dramatiza su encanto.

Le gusta completar sus retratos de una sola vez y es un tirano con sus modelos. Como Velázquez, se centra en los rostros, pero pinta con maestría las cabezas, construyéndolas en varios tonos de gris transparente. Su mundo en blanco y negro está habitado por formas monstruosas: estas son las obras en las que presenta una reflexión más profunda.

Sus maravillosos personajes, como él los llama a menudo, nos hacen sentirlos vulgarmente divertidos, sacan a relucir nuestros instintos demoníacos y nos divierten con un éxtasis imposible, en una especie de ganancia de destrucción. Su genio culminó con sus grabados de los horrores de la guerra. En comparación con la obra de Goya, otras pinturas sobre el tema carecen de estudios sentimentales de crueldad.

Evita la acción dispersa en el campo de batalla y se aprisiona en escenas aisladas de carnicería. En ningún otro trabajo ha demostrado tal dominio de la forma y el movimiento, una plétora de gestos dramáticos y sorprendentes efectos de luces y sombras. En todos estos aspectos, Goya es un innovador.

81 / 100

Si quieres un post patrocinado en mis webs, un publireportaje, un banner o cualquier otra presencia publcitaria, puedes escribirme con tu propuesta a johnnyzuri@hotmail.com

Deja una respuesta