Recordando los ford años 60: clásicos futuristas del pasado

Ford años 60. Este Ford Mustang GT500 de 1968 que ves en la foto fue uno de los tres utilizados en el rodaje de Gone in Sixty Seconds. Este coche en particular se describió en el anuncio de la subasta como utilizado en «escenas de calle» en la película. El Shelby Mustang GT500 viene con un Certificado de Autenticidad firmado por el presidente de Cinema Vehicle Services (la empresa que construyó todos los Mustangs «Eleanor» en la película).

Recordando los ford años 60: clásicos futuristas del pasado

El Ford GTX1 con techo targa

Fue uno de los cuatro coches especiales construidos para el Salón SEMA 2005. Su principal característica es su carrocería, pero también el hecho de ser un Ford GT con un motor V8 de 700 CV. Ford fabricó cuatro coches especiales para el Salón SEMA 2005. Entre ellos había un coche diseñado por Kip Ewing y Mark Gerisch de Gennnadi Design Group. ¿La principal diferencia entre éste y el Ford GT estándar? Un techo targa, por supuesto.

ford anos 60

Hubo un tiempo en el que la historia de Ford fue cambiada por un hombre, Carroll Shelby.

Cuando American Raceways Inc. entró en escena en 1965, ofreció a Ford un contrato para comprar 100 Ford Mustang Mach 1 especialmente preparados como edición especial limitada para que pudieran participar en todo tipo de eventos y carreras como coche de seguridad. Sin embargo, había un gran problema: tenían algo menos de un centenar de Mach 1 Mustangs preparados y sin comprar.

El Modelo T

Fue el primer coche comercializado en masa a escala mundial. En 1921 representaba el 57% de la producción mundial, su producción se llevó a varios países y se vendió en todos los continentes. Hace cien años, a principios del siglo XX, se produjo el Modelo T de la Ford Motor Company en una fábrica de nuevo diseño en Detroit.

En 1970

Se construyó una serie especial del Ford Mustang Mach 1 Twister Special -con un motor V8 de 7,0 litros y 335 CV- para su venta en Kansas City, Missouri, y sus estados circundantes. Los concesionarios Ford de Kansas City demandaban unos vehículos exclusivos para sus clientes, que tenían una gran afición por las carreras, el automovilismo y los bellos paisajes de la región. Sólo se construyeron 48 unidades con la mecánica de la NASCAR y algunas salieron de fábrica sin aire acondicionado ni consola central.

El Ford Mustang desempeñó un papel importante en películas. En el fondo de una escena, aparecen tres réplicas de calle del Mustang de la película acumulando polvo en un desguace de Hong Kong.

El Ford Mustang estableció una nueva industria en un año. Es el coche deportivo biplaza de mayor éxito del mundo. El coche lanzó una industria de réplicas, secuelas y productos derivados, como camisetas, tazas de café, pósters y muchos otros productos. En el momento de su lanzamiento, el Mustang tenía un precio bajo para los estándares actuales.

A principios de la posguerra de 1940, se hizo evidente que había un mercado para coches de carreras más pequeños y asequibles. La práctica habitual en aquella época era coger un coche de serie, instalarle todas las modificaciones posibles y competir con él. Henry Ford observó con perspicacia que, con el aumento de las ventas sería más fácil llegar a las clases que comprarían coches nuevos si se basaban en un modelo más barato. En una época en la que incluso las máquinas más exóticas se veían comprometidas en cierta medida por la necesidad de atraer al consumidor, la idea de Ford generó una Sub-Industria de coches deportivos y de carreras basados en modelos de producción en serie.

Deja una respuesta

Previous Story

¿Como superar el reto de revivir furgonetas vintage?

Next Story

¿Hay Renting o alquiler de coches clásicos o antiguos?

Latest from HISTORIA VINTAGE