The Animals – aquellas canciones que hoy son pop vintage

in MUSICA VINTAGE by

En las diarias sesiones en el Club A-Go-Go, en ocasiones dobles, los temas originales se estiraban en improvisaciones en las que un Burdon liberado ideaba letras mezclando la inspiración del instante con fragmentos de otras canciones.

mayo 2020

Era llevado en volandas por un conjunto que apenas formado iba ya como un tiro y un público que se subía por las paredes. Un tal Mike Jeffery, o bien Jeffries, conforme quien lo nombre, se ocupaba de procurarles bolos, y les ofreció grabar 4 canciones que entonces publicó en un EP de doce» de ¡una sola cara!.

Todos y cada uno de los implicados semejan coincidir en que Most apenas sabía distinguir botones y faders en una investigación de grabación, mas absolutamente nadie va a poder negarle una habilidad singular para seleccionar las canciones que The Animals debían emplear como cara A de sus singles.

Pese a las continuas protestas de un Eric Burdon que demandaba la pureza de sus pretensiones en cuanta entrevista se le pusiese a tiro, genuino profesor en antipropaganda de sus discos, fueron las canciones elegidas por Most las que los llevarían al éxito.

Estaba demasiado ocupado cantando aquellas canciones, lo gozaba enormemente.

Hacían algo más que tocar esas canciones. Y no le falta razón, por el hecho de que las dos canciones, como «It’s My Life», pierden a cargo de The Animals el sabor cosmopolita de su origen en las factorías de éxitos neoyorkinas para transformarse en otra cosa, un híbrido entre el pop de categoría y el r’n’b más intenso que rezuma desarraigo, sofocación juvenil y orgullo proletario, un preparado que miles y miles de adolescentes inadaptados percibieron como algo propio, entre ellos un tal Bruce Springsteen .

Ahí estaba ya Tony Braunagel en la producción, un experimentado batería de blues texano que entendió que lo que Eric precisaba era un sonido natural y canciones a la altura de una voz todavía en forma: «Cuando escucho mi voz en las grabaciones del ´64 o bien ´65, me suena a la voz de un pequeño, me resulta extraña, y en verdad, una de las cosas que me ha ayudado a proseguir adelante es que ahora me conozco mejor, que mi voz se ha desarrollado y suena más a mí».

Ahora en ´Til River Runs Dry, la jugada se repite en espíritu mas con canciones nuevas, exceptuando el definitivo «Before You Accuse Me» de su venerado Bo Diddley, asimismo presente en «Bo Diddley Special»: «Es increíble que jamás llegara a conocerlo.»

Si quieres un post patrocinado en mis webs, un publireportaje, un banner o cualquier otra presencia publcitaria, puedes escribirme con tu propuesta a johnnyzuri@hotmail.com

Deja una respuesta